lunes, 26 de enero de 2009

Yo, robot. ¿Ciencia-ficción?




Seguro que habéis oído hablar o visto la película, dirigida por Alex Proyas y protagonizada por el polifacético actor Will Smith, “Yo, robot”. Esta película está basada en una serie de relatos, publicados en 1950, del escritor y bioquímico Isaac Asimov, y en la que se otorga una especial importancia a las Tres Leyes de la Robótica.

Las preguntas obligadas después de ver esta película son: “¿Y esto será posible?, ¿Conviviremos con robots en un futuro?, entre otras muchas”. Pues parece ser que no es tan ciencia-ficción como seguro creía Isaac Asimov cuando escribió los relatos. Al igual que el protagonista de la película, el detective Spooner (Will Smith), un joven estudiante perdió parte de su brazo (la mano) en un terrible accidente de coche y le fue sustituida por una mano biónica, que cumple con las funciones normales de una de carne y hueso.




Se ha escrito:
"Recientemente, este joven, ha comentado a la prensa como una empresa de Escocia (Touch Bionics) lo ayudó con su tecnología, reclutándolo para realizar las tareas que toda persona hace normalmente, pero reemplazando su faltante mano, con una mano Biónica.



Esta prótesis es mucho más avanzada que otras, tanto en tecnología motora como en movimientos y sensibilidad, ya que la mayoría estaban limitadas a realizar movimientos de abrir y cerrar la palma de la mano, agarrar pequeños objetos, etc. Este modelo se denomina i-LIMB y tomó 20 años de desarrollo, tiene 5 dedos completamente separados que trabajan en conjunción para lograr asemejar lo mejor posible esta mano biónica con una de carne y hueso".
Para hacerse una idea del avance que ha supuesto esta prótesis para las personas que tienen este tipo de discapaciadad, lo mejor es visualizar el siguiente vídeo en el que se compara una mano biónica, llamémosla antigua, con la nueva i-LIMB implantada a este joven.

video

2 comentarios:

  1. Dani me ha gustado mucho esto

    ResponderEliminar
  2. Hola Dani, no sabia que escribias sobre todas estas cosas.

    Sigue así no te desanimes que está muy bien tu blog.

    ResponderEliminar